caldas | Publicado el

En Neira (Caldas) demolieron casas de damnificados por afectaciones en terrenos


JORGE IVÁN CASTAÑO
LA PATRIA | NEIRA

Las viviendas desalojadas el año pasado en Neira (Caldas), por un derrumbe y otros efectos del fuerte invierno, las demolió la Alcaldía por estar en zona de alto riesgo. La emergencia dejó tres niñas muertas (Salomé y Valentina López Castañeda y Estefanía Sierra Castañeda, de 4 y 5 años), además 26 familias damnificadas.

El alcalde, Marino Murillo, explicó que buscan evitar que los predios los vuelvan a ocupar antiguos propietarios, pues el Municipio ya entregó 26 casas terminadas y gratuitas en los barrios La Isabela y Cantadelicia; el programa lo apoyaron los gobiernos Nacional y Departamental.

Usos
En junio de este año, la Alcaldía demolió las casas afectadas por problemas de terreno. En cuestión de minutos una retroexcavadora echó al suelo lo que debieron demorarse meses o tal vez años para construir una residencia. La ventaja es que ahora las familias están en un lugar seguro, manifestó el alcalde, y agregó que los lotes que quedaron con la demolición se utilizarán para construir parques infantiles y sembrar árboles."Antes de terminar mi periodo (31 de diciembre del 2019), espero poder hacer un nuevo plan de vivienda para mucha gente que la necesita, o por lo menos dejar el proyecto listo para ejecutar", concluyo Murillo.

Dato
Las familias habitaban en La Ladrillera, Cuchilla y Castellana parte baja, de donde debieron ser evacuadas en febrero del 2017 por el peligro que presentaban los terrenos.

Noticias relacionadas: Llevábamos siete años advirtiendo el peligro: familia de Neira

Continúa Leyendo