caldas | Publicado el

Ciudadanos podrán decir sí o no al Área Metropolitana


Luis Francisco Arias B.

LA PATRIA | Manizales

"Lo primero será inscribir el proceso ante la Registraduría. Espero que hacia fin de año se estarán convocando elecciones para que la gente decida", expresa el gobernador de Caldas, Guido Echeverri Piedrahíta, acerca del proceso de conformación del Área Metropolitana del Centro Sur de Caldas.

El mandatario señala que después de un muy cuidadoso proceso de consolidación de la idea, ya se cuenta con la voluntad política de los alcaldes de Chinchiná, Palestina, Villamaría, Neira y Manizales para impulsar la creación del Área. "Confío en que los partidos políticos y los sectores de opinión tomen partido, ojalá apoyando, y ayuden a que la gente salga a votar. Es un tema muy serio de la política regional".

Con respecto a la posibilidad de que Chinchiná decidiera irse para el Área Metropolitana del Centro Occidente, de Pereira, el mandatario aseguró que hay un claro compromiso de hacer parte del Área del Centro Sur de Caldas, "porque vieron que sí estamos avanzando por este camino".

Si los ciudadanos aprueban la creación del Área Metropolitana, a comienzos del próximo año puede ser realidad esta idea, de la que se habla desde hace décadas en la región, y que podría significar beneficios para todos los pobladores de la región en transporte, servicios públicos, medioambiente y proyectos conjuntos de desarrollo.

LA PATRIA habló con Echeverri acerca de cómo ha sido el proceso y qué resultados de esperan en los próximos meses.

 

Promoción de la idea

"Por su complejidad hay que manejar este tema con mucha prudencia y corrección política, en cuanto que hacer o no el Área Metropolitana implica que los ciudadanos de estos municipios tendrían que expresarse mediante el voto, para ver si quieren o no hacer parte del Área Metropolitana. Esto implica un gran proceso de educación, entrega de información, elaboración de propuestas que convenzan a la comunidad de las bondades del área. Venimos trabajando, por ejemplo, con transportadores, alcaldes, concejales, dirigentes comunitarios, líderes comunales, comerciantes, y se ha ido adelantando esa tarea con muy buen augurio, hemos ido encontrando mucha receptividad. Los alcaldes son plenamente conscientes de la necesidad de darle marco institucional a esta conurbación que es un hecho real, y apoyar integralmente el proceso. Después de varias jornadas académicas que tendremos en próximos días, eso va entrar a consideración de los ciudadanos".

 

Ventajas de ser Área

"Se podría planificar integralmente el territorio del Área Metropolitana, crear sinergias para el manejo conjunto de los servicios públicos, por ejemplo en el manejo de residuos sólidos. Se podría tener un solo sistema de transporte para toda el Área. Tendríamos mayor fortaleza institucional para gestionar proyectos y trabajar mancomunadamente propuestas que permitan el desarrollo integral de toda la región. En catastro multipropósito es el Área Metropolitana la que tiene competencias para su manejo, aspecto que es fundamental en la generación de ingresos para los municipios. Se tendría una financiación derivada del mandato legal que implica que los municipios aporten parte del Impuesto Predial para financiar el Área".

 

Otras experiencias

"Hay balances tan positivos como la del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, que integra los municipios cercanos a Medellín. En un comienzo varios municipios no quisieron entrar, entre ellos Bello, y posteriormente, cuando vio las bondades, pidió integrarse y hoy es parte de ella. Por ejemplo, me dicen que hoy tiene inversiones cercanas a los 400 mil millones, cosa que no se habría podido lograr si no existiera el marco institucional para desarrollar ese tipo de iniciativas. También está el ejemplo de Bucaramanga, que también ha sido exitoso".

 

Capitales y riesgo de absorción

"La norma que reglamentó las Áreas Metropolitanas ha sido sabia, y logró establecer una buena repartición del poder en su manejo, en cuanto a las relaciones entre los municipios y la capital. Ningún municipio pierde las prerrogativas de la ley y la Constitución. Las alcaldías siguen siendo autónomas, y no hay ninguna posibilidad de que se sobrepongan competencias. Aquí de lo que se trata es de construir una visión común, voluntaria, consensuada, acordada entre los alcaldes que conformarían el Consejo Metropolitano, para que con una visión más allá de los municipios puedan desarrollar proyectos que de otra manera no se harían de manera integrada. Con respecto a la capital la ley reconoce que es la que más aporta a la financiación del Área y tiene una mayor representación en términos demográficos, y eso es sabio, equitativo, muy razonable".

 

Papel de la RAP

"En el marco de la Región Administrativa de Planificación (RAP) del Eje Cafetero, que se acaba de crear se pueden plantear espacios para que las Áreas Metropolitanas ingresen a ese proceso de integración territorial, social, cultural, económico, geográfico. Las Áreas podrían tener un papel muy importante en la concertación con las entidades territoriales, obviamente tiene mucho más peso, en el marco de alguna decisión de la RAP, un Área Metropolitana como tal que un municipio aislado. Tendría una voz mucho más robusta, más sólida y más convincente frente a los proyectos de impacto regional".

 

El proceso

La Ley 1625 del 2013 reglamenta todo lo relacionado con las Áreas Metropolitanas. Allí se establecen todo el proceso a seguir para su conformación:

1. Puede ser promovida por los alcaldes, la tercera parte de los concejales o el 5% de los ciudadanos del censo electoral.

2. Se debe elaborar un proyecto para su constitución con las razones jurídicas para su creación.

3. El proyecto se debe entregar a la Registraduría para que dentro de los 10 días hábiles siguientes a la fecha de recibo lo publique y difunda.

4. El texto del proyecto será sometido a consulta popular, para que los ciudadanos decidan en las urnas si se constituye o no el Área Metropolitana.

5. La Registraduría convocará a la consulta en una fecha posterior a un mínimo de 3 meses contados a partir del día que se dio publicidad al proyecto.

 

Continúa Leyendo